Potabilización De Agua

Un purificador de agua es un aparato para limpiar el agua que bebemos del grifo de todas las impurezas que pudiera contener. Es probable que el agua que bebemos sea potable, pero ello no quiere decir que este totalmente limpia de sustancias o agentes potencialmente nocivos. De estas agentes es de lo que nos libran precisamente los purificadores de agua.



El papel de la planta potabilizadora es agua es ofrecer agua apta para el consumo humano, pero ese objetivo conduce a numerosas ventajas:


  • Alta calidad el agua potable, libre de gérmenes, rica en oxigeno y equilibrada.
  • La planta asegura un largo plazo de suministro de agua potable, sin tratamiento adicional, adecuado para el almacenamiento.
  • Menos de susceptibilidad a las fluctuaciones en la calidad de agua de entrada.
  • Funcionamiento completamente automático, registro interno y protocolar.
  • Sin registro operacional (no requieren adición de cloro, dióxido de cloro o productos de ozono).
  • Mejor eficiencia energética ambiental y de filtración.
  • Facilidad de adaptación a la capacidad de fluctuaciones.
  • Mejora significativa en el uso de la superficie y espacio.